¿Cómo gestionar una reclamación por una mala instalación de gas?

s emuetsra una mujer que muestra cómo gestionar una reclamación por una mala instalación de gas
Photo by Pixabay on Pexels.com

A menudo en MF abogados en tui ocurren casos en los que el cliente ha de gestionar una reclamación a su compañía de gas, incluyendo por supuesto las bombonas de butano, bien sea por un problema o fallo en la instalación, por un incidente con los cobros y pagos, o por gestiones corrientes como cambio de titular en el contrato, o modificaciones sencillas. En cualquier caso, es necesario conocer el proceso para acceder a ellos.

Principales motivos de reclamación en compañías de gas

Se estima que a lo largo del año entre 3.000 y 5.000 clientes de las principales compañías de gas hacen sus reclamaciones por alguna cuestión en particular. Esto hace que las grandes corporaciones energéticas tengan un amplio servicio de atención al cliente con el que hacer frente a todo tipo de quejas o sugerencias.

En cualquier caso, no siempre se trata de realizar quejas negativas, sino que el buzón para el usuario está disponible, en muchas ocasiones, para resolver dudas puntuales o, incluso, realizar alguna propuesta en menor medida. Con todo ello, a la hora de realizar una reclamación o sugerencia, los casos más encontrados son los siguientes:

  • Cambio en el titular del contrato
  • Cobros a pesar de solicitud de baja
  • Procesos de renovación sin previo aviso del cliente
  • Inclusión de cláusulas o servicios que el cliente jamás ha contratado
  • Problemas técnicos en cuanto a fallos en la instalación
  • Información sobre el funcionamiento de aparatos averiados
  • Modificación del precio de la bombona de propano o butano
  • Información sobre proceso de alta
  • Cobros adicionales sin previo aviso
¿Cómo hacer una reclamación ante tu compañía de gas?

Ante tal cantidad de llamadas por quejas o reclamaciones, las principales compañías de gas cuentan con un amplio servicio de atención al cliente. No obstante, este proceso no siempre acaba de buena forma para el cliente afectado, por lo que acaba por recurrir a ayuda de un abogados profesional que conozcan los procedimientos necesarios para gestionar demandas judiciales.

Sin embargo, antes de llegar hasta ese punto, lo primero que ha de hacer el consumidor es ponerse en contacto con el servicio oficial de atención al cliente, o bien, hacerlo a través de plataformas digitales encargadas de realizar estas gestiones de forma ajena. En caso de hacerlo por vía oficial, el contacto puede llevarse por teléfono, correo electrónico, a través de la página web oficial o presencialmente en sus oficinas. Es importante recordar que todas y cada una de las llamadas que el consumidor realiza al servicio de atención al cliente quedarán grabadas.

Una vez el cliente se pone en contacto con la compañía de gas, esta le facilitará un número de referencia, que irá ligado a su incidencia o problema con el fin de saltarse trámites en caso de futuras llamadas.

A partir de ese momento la compañía cuenta con un mes para poner solución al problema. De no ser así, el cliente podrá presentar su acusación ante los tribunales e instancias superiores, para lo que se recomienda contar con un servicio de profesionales encargados de realizar tales gestiones. En muchos de estos casos, se puede optar a una indemnización por daños y perjuicios por medio de La Junta Arbitral.

Se puede contactar con esta junta de forma presencial, tecleando el código postal en su página web oficial, lo que le llevará a la oficina o sucursal más cercana para poder gestionar la incidencia.

Otros post de interes:

Descubre cuáles son los plazos para dar de alta el servicio de luz

Dar de alta un servicio de luz en el hogar es una labor fundamental para el desarrollo diario de las familias. Esta tarea requiere cierta dedicación, puesto que necesitaremos consultar tarifas para contratar, administrar costes y tener en cuenta el consumo diario de nuestra vivienda para poder dar de alta el suministro correcto en cuanto a cantidad.

¿Cómo dar de alta el servicio de luz?

A la hora de dar de alta el servicio de luz debemos dejar claro que no es lo mismo que contratar una tarifa eléctrica con la empresa comercializadora. Sino que son tareas distintas, ya que el dar de alta la luz es un trámite en el que activamos el suministro dentro de una vivienda que no cuenta con un servicio de electricidad.

Para poder dar de alta un servicio de luz, debemos ponernos en contacto con una de las compañías comercializadoras. Aquí podemos encontrar dos escenarios.

En primer lugar, que la luz ya estuviera dada de alta por el antiguo propietario. En tal caso, es necesario realizar un cambio de titular, aportando los datos y documentación necesaria a la propia empresa comercializadora.

El segundo de los casos ocurre cuando debemos dar de alta por primera vez el suministro. Ante tal situación es necesariopresentar la solicitud de acometida eléctrica a su distribuidora. La acometida eléctrica es la derivación que conecta un punto de suministro con la red de distribución de luz. Una vez realizada, la distribuidora podrá proporcionarnos el código CUPS.

Documentación necesaria para el alta de luz

Tanto como para el primero, como para el segundo proceso, es necesario entregar una documentación a la comercializadora, con el fin de que pueda gestionar el alta de suministro y el coste que ello conlleva. Los documentos que el cliente necesita entregar para dar de alta un servicio de luz en el hogar son los siguientes:

  • Código Universal del punto de Suministro (CUPS)
  • Dirección del inmueble
  • Potencia eléctrica deseada, inferior a la potencia máxima autorizada por el CIE
  • Nuevo Certificado de Instalación Eléctrica, si este está caducado
  • Nombre completo
  • Documento de identificación del titular: DNI, NIF o pasaporte
  • IBAN de la cuenta en la que se domicilia el pago.
¿Qué ocurre si la compañía se demora en dar de alta la luz?

A menudo ocurre que el proceso de alta en los servicios de luz se demora, y es necesario realizar reclamaciones a la compañía. Las principales razones por las que se produce esta demora son las siguientes:

  • El cliente se encuentra en lista de clientes impagados
  • Inaccesibilidad al municipio por parte del suministro
  • Expediente de inspección abierto
  • La lectura del contador no coincide con los pagos anteriores
  • La distribuidora no tiene boletín o certificado de instalación eléctrica porque ha   caducado

Sea como fuere, en tales casos, el cliente está obligado a presentar una reclamación que solucione la incidencia, puesto que en ocasiones puede provenir de un fallo de la compañía.

Para ello, el cliente deberá contactar con el servicio de atención al cliente, ya sea telemática o presencialmente. La empresa le dará un número de referencia que irá ligado a la reclamación, y ha de solucionar la incidencia en el menor tiempo posible, con un máximo de un mes. Llegados a tal punto, el cliente puede recurrir a instancias legales superiores, por la que puede recibir incluso una indemnización por daños y perjuicios en el caso de que su queja le sea favorable.

¿Cómo hacer una reclamación del bono social a tu compañía eléctrica?

En las ultimas semanas en Mf abogados Tui hemos recibido muchas consultas en relación al bono social, por lo que hemos decidio hacer un post aclarando el tema.

El bono social es una ayuda para aquellas familias que, por diversas circunstancias, no pueden hacer frente a los pagos de la luz. Esta ayuda, aunque impulsada por el Gobierno, la gestionan las diferentes comercializadoras de referencia. Es por ello que son estas las que han de hacer frente a reclamaciones del cliente ante cualquier tipo de incidencia.

¿Qué es el bono social de la luz?

Como se ha dicho anteriormente, el bono social de la luz es un descuento impulsado por el Gobierno para aquellas familias consideradas vulnerables económicamente. El descuento suele ser de entre el 25 y 40%, dependiendo de la situación económica de las familias, permitiéndoles hacer frente a los pagos en el contrato o la factura de la luz. No existen distinciones territoriales a la hora de solicitar el bono.

Para poder acceder o solicitar el bono social de la luz, los clientes han de cumplir una serie de requisitos, los cuales estarán directamente relacionados con los ingresos y la situación económica familiar, estableciendo así tres categorías de preferencia:

  • Situación vulnerable
  • Situación vulnerable severa
  • Situación vulnerable severa en riesgo de exclusión social
  • Principales reclamaciones a compañías eléctricas

Las principales compañías eléctricas españolas, al tener un enorme número de clientes, deben gestionar diariamente una gran cantidad de reclamaciones. Estas pueden ser de diversos tipos, ya sea a modo de queja o de sugerencia. Es por ello que el servicio de atención al cliente ha de ser eficiente y tratar de poner solución a estas gestiones en el menor tiempo posible. A la hora de destacar las principales reclamaciones a las que han de hacer frente las principales compañías o comercializadoras energéticas podemos encontrar las siguientes:

  • Desacuerdo en el cobro o precio de la factura mensual de la luz
  • Corte repentino del suministro
  • Exceso de consumo de luz
  • Problemas técnicos o averías en el proceso de instalación eléctrica
  • Cambios de titular
  • Aumento o disminución de potencia
  • Cambio de datos
  • Reclamación del bono social
¿Cómo hacer una reclamación por el bono social de la luz?

Como hemos explicado anteriormente, el bono social, aunque impulsado por el Gobierno, está gestionado por las comercializadoras de luz, quienes se encargan de entregarlo y solicitar la documentación necesaria para aquellos clientes que cumplen los requisitos de pedirlo.

Llegados a tal punto, se recomienda al consumidor que contrate ayuda o asesoramiento legal, pues puede serle de gran utilidad en caso de que se llegue a juicio, por el cual podrá solicitar una indemnización por daños y perjuicios ante el incumplimiento de las cláusulas del bono social de la luz.

Temas relacionados:

¿Cómo reclamar un cambio de compañía de luz o gas sin consentimiento?

reclamar un cambio de compañía de luz o gas sin consentimiento
Photo by Pixabay on Pexels.com

A menudo en MF abogado tui recibimos esta pregunta ¿que ocurre que las comercializadoras de referencia o distribuidoras realizan cambios en los domicilios o en comunidades de vecinos a la hora de ofrecer servicios de luz o gas, así como renovaciones sin consentimiento. Ante estas situaciones, los clientes han de reclamar sus derechos, y a continuación explicamos cómo hacerlo. 

Principales vías para reclamar a una compañía energética

Ante una situación en la que la empresa energética no consulta a los clientes cualquier cambio en sus operaciones, afectando a los usuarios directamente, éstos se ven obligados de presentar reclamaciones y realizar cambios en el suministrador si fuera necesario, independientemente de lo estipulado en el contrato. 

Si bien es cierto que, a menudo, los clientes necesitan ayuda o asesoramiento legal a manos de profesionales. Pues en muchos casos las situaciones pasan por alto al no tener los clientes los recursos necesarios en términos legales con el fin de gestionar este tipo de reclamaciones.

Con todo ello, las principales vías de reclamación a las compañías eléctricas son las siguientes:

  • Contactar con el servicio de atención al cliente. Es importante tener en cuenta que las conversaciones serán registradas en caso de reclamar por la página web o correo electrónico y totalmente grabadas cuando éstas se realicen por teléfono. También se puede recurrir a la reclamación de forma presencial. En tales casos, la compañía está obligada a facilitar un número de referencia al cliente, con el fin de hacer un seguimiento de la reclamación. Si la incidencia no ha sido solucionada en el plazo de un mes, el cliente puede recurrir a instancias legales superiores
  • Contactar con Consumo, a través de la oficina municipal de atención al consumidor más cercana al domicilio del afectado. Además de Consumo, existen otras organizaciones con el mismo fin que actúan con el fin de preservar los derechos de los propios consumidores.
  • Presentar directamente una denuncia en la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC)
¿Cómo reclamar ante la CNMC? 

En caso de que el cliente no haya obtenido lo deseado en el plazo estipulado para ello tras reclamar a atención al cliente o en la oficina de Consumo, puede presentar una denuncia ante la Comisión Nacional de Mercados y Competencia. Para acceder a ella, se puede hacer a través de las siguientes maneras:

  • Presencialmente. Sus sedes se encuentran tanto en Madrid como en Barcelona, durante el horario de lunes a viernes durante las mañanas. En este caso, se puede llevar presencialmente a sus oficinas, donde le darán las indicaciones necesarias y consejos legales suficientes para la resolución de la incidencias. 
  • A través del correo postal. Habrá que enviarlo a las oficinas de ambas sedes, donde gestionarán la incidencia. En muchos casos, las quejas que se presentan a Consumo, son gestionadas y trasladadas directamente a la CNMC mediante decisión expresa del cliente.
  • A través de su página web, siguiendo el enlace apropiado para solicitar la denunciar. Simplemente habrá que entrar en la plataforma digital oficial de la CNMC para poder gestionarlo de forma más rápida y eficiente. 
  • Por correo electrónico. Muchos prefieren esta vía con el fin de que quede constancia del envío y devolución de información y documentación necesaria para solventar la incidencia con la compañía eléctrica o de gas. 

Averigua cómo poner una reclamación a tu compañía de Inernet

Desde mf abogados Tui nos gustaría informaros de como los departamentos de atención al cliente de las principales empresas teleoperadores y de Internet tienen que hacer frente a gran número de quejas y reclamaciones de forma diaria. Sin embargo, los clientes no siempre obtienen los resultados que esperan, por lo que se hace necesario conocer el proceso por su hubiera que recurrir a instancias superiores. 

Principales reclamaciones a las compañías de Internet

Hasta miles son las reclamaciones a las que han de hacer frente semanalmente las principales compañías de internet. Esto hace que los motivos sean amplios, desde quejas o reclamaciones por una mal servicio, hasta una simple solicitud de información. En cualquier caso, la situación requiere un servicio especializado y encargado de saber gestionar las demandas de los clientes a través de múltiples canales: teléfono, correo electrónico, página web o presencialmente. 

Dentro de las principales reclamaciones a las que ha de enfrentarse el servicio de atención al cliente podemos encontrar las siguientes:

  • Constante pérdida de conexión
  • Cambios de tarifa
  • Ampliación de megas o uso de datos
  • Problemas de cobertura
  • Renovaciones de contrato sin consentimiento
  • Errores en el cobro de cuotas mensuales
  • Subida de precio sin previo aviso
  • Información sobre ofertas o funcionamiento.
¿Cómo reclamar a través de atención al cliente? 

La primera opción que ha de barajar el cliente a la hora de gestionar una reclamación a su compañía de Internet es contactar con el servicio de atención al cliente oficial. Como se ha dicho, se puede hacer por teléfono, por correo electrónico, por la página web oficial o de forma presencial. Es importante que el cliente tenga en cuenta que las conversaciones telemáticas siempre quedarán grabadas por su seguridad, al igual que ocurre en las compañías de gas o de luz.

Una vez se solicita resolver la incidencia, el cliente recibe un número de referencia con el que se identificará el problema por si hubiera una llamada posterior, con el fin de agilizar plazos. A partir de ese momento, la compañía cuenta con el plazo de un mes para solucionar la incidencia. De no ser así, el cliente podría solicitar ayuda legal para interponer una demanda por vías alternativas de reclamación. 

Otras vías para reclamar a tu compañía de Internet

En caso de que la vía de atención al cliente no fuese efectiva, el consumidor puede acceder a otras alternativas para su reclamación. 

La primera de ellas es hacerlo a través de Consumo, donde el cliente puede reclamar antes de que se cumplan los tres primeros meses tras su primera notificación a la compañía. En este caso, el cliente pasa a formar parte de un juicio gratuito, regido por la Junta Arbitral. Para poder hacer esta gestión, el cliente deberá presentar su solicitud en la Oficina Municipal de Consumo más cercana a su domicilio. 

El único requisito para poder participar en este juicio es que las compañías lo acepten. Sin embargo, la mayoría de ellas están sujetas a la Junta, por lo que se accede directamente si el cliente contrató el servicio con una de ellas. En caso de obtener la razón final, se podrá incluso indemnizar al cliente por daños y perjuicios.